jueves, agosto 10, 2006

SOLA, SOLA, AY DE MÍ, SOOOLAAAA...

El ambiente de estos días en dos casas (en la mía no pita internet, así que subo a la de mi hermano, aprovechando que me dejaron las llaves para regar) me reinstauran en mi tradición de eremita voluntaria. De fondo, las bandas sonoras de Monster (el ending es encantadoramente deprimente) y Silent Hill, todos los juegos y la película. La mayoría de temas de la banda sonora de la película son remixes, pero suenan bien, y para dar ambiente se agradecen. Os la recomiendo si tenéis un rato: yo he ido dos veces a verla y no me ha molestado (la segunda de acompañante para alguien que, si no, no tenía con quien verla), sólo digo eso... Además, a la poli le quedan estupendamente los pantalones de cuero. Aunque los fans de Lisa Garland, la sexy enfermera, a lo mejor la echan de menos: queda como personaje anecdótico. Si sois puristas, a lo mejor os molesta la adaptación. Yo que no he jugado a la serie salí satisfecha del cine.

mi actual fondo de pantalla
Lecturas: Soy Leyenda, acabado y muy recomendable, El Horla, releído por duodécima vez y buscándole los tres pies al gato, Vampirismo, de Hoffmann, en que la pobre Aurelia me recuerda muchísimo a la Amina de Las mil y una noches, y Les històries naturals, de Perucho. Un poco tostón a ratos, pero una vez te metes es muy recomendable, tanto por la ironía que gasta en sus inesperados puntos de humor, como por la forma en que mezcla su incuestionable cultura con el relato fantástico. Da la impresión de que no se toma demasiado en serio, ni siquiera cuando te entierra en citas, cosa que se agradece. Y doscientas páginas se pueden leer, la verdad. Como detalle curioso, su vampiro está más basado en los vampiros cinematográficos de la Hammer que en los literarios.

Mar melancólica
Hacía tiempo que no colgaba dibujos, y éste lo tenía por ahí muerto de risa. Me gusta bastante. Es algo "blue", pero al mismo tiempo reposado. Me he dado cuenta de que apenas tengo dibujos de Mar Damsel acabados. Debería ponerme un día de estos a terminar alguno... Cuando me quite de encima algo más de la tesina. De momento sólo me salen para desestresar absurdos cuentos sobre resacas, cucarachas y frigoríficos tremebundos. Será la soledad que afecta mi cordura... Que bien se vive sin nadie alrededor.

Me empiezo a plantear si estoy hecha para la vida social...

6 comentarios:

Iron dijo...

Desde luego hay momentos en los que la soledad e inspirar hondo puede proporcionar tanto o mas placer que la mejor de las compañias.
Aunque claro, eso solo les pasa a aquellos que poseen un matiz de misantropia en su personalidad. ;-P

Barbazul dijo...

BRRBRBRBRBRBBRBRBRBRBRRBRBR FGGFGFFFSSSSHHSHHSHSHSHHSHSHSHSH
GURUUAGHHHH BANG BANG BANG BANG POM POM POM POM IAEEHHHHH ARF ARF ARF ARF ARF DADDY, DADDY, SAVE ME!!

L Gato dijo...

xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Barbazul, FRIKI!! xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Fourthman dijo...

Richard Matheson y Silent Hill, no es una mala combinación.

Alienarse de uno mismo y de lo social es gratificante cuando aprendes a hacerlo, va bien para el espíritu.

Blue woman dijo...

A mi no me mata en absoluto la soledad.La mayoría de la gente no puede vivir sin vida social pero,a mí no me importa estar sola.La soledad me tranquiliza, en ella encuentro paz y más tiempo para pensar,para meditar y para reflexionar sobre lo que he hecho bien o mal, etc.Pienso que cada uno debe ser respetado tal y como es.Pues no todos somos iguales, cada uno tenemos nuestro carácter, nuestras costumbres y manías.

Saludos.

L Gato dijo...

Después de dos semanas de familia, sobrinos, etc...

¡¡Quiero mi cuarto y mi misantropía de vuelta a la de ya!!