viernes, febrero 09, 2007

VIAJANDO VOY, VIAJANDO VENGO



Me encanta el metro. De veras, me hace sentirme deseada: entre los empujones, los estrujes y los roces constantes, un SABE que tiene que ser atractiva. Parece que tengas más bien campo de gravedad propio, porque todo el mundo acaba cayendo hacia ti, como si fueses un agujero negro. El día que vas al trabajo algo arreglada y llevas tacones, es una experiencia particularmente grata.

Hoy no era el caso, eso sí. Iba yo con mis tejanos y jersey entre pijo y hippy, de esos que me gustan a mí de toda la vida, y como iba más bien tarde (no, no me quedé dormida, tenía un dolor de estómago al despertar como si me hubiese estado comiendo agujas) también fui lo bastante ancha para ir dándole a los lápices. Con traqueteo, pero menos da una piedra...


7 comentarios:

Fourthman dijo...

Los dibujos están muy bien, me gustan especialmente los tres últimos. ¿Has cambiado de tipo de lápices?.

Me la sensación de que hay algo distinto. Deja vu de esos.

En cuanto a lo demás. No puedo hablar con conocimiento de causa, soy de lo más vulgar y los temas de atracción/belleza quedan para otros.

Iron dijo...

Me encanta el ultimo. me hace imaginarla dandole gas al quinque y diciendo - y se hizo la luz.

L Gato dijo...

Gracias, 4th.

No he cambiado de lápices, no, aunque quizás se nota que uso libreta algo más grande y no tanto boli guarro xD

Gracias, Iron. Mi Lara es linda (aunque sea una llorona xD).

Amon dijo...

As I said, el greñas no cuervil está wenorro xD

L Gato dijo...

Va por gustos, mi compi de curro opina que está de toma pan y moja xD

Anónimo dijo...

¿Te gustan los pervertidos del metro? Pensé que la mayoría de mujeres los detestaba.

L Gato dijo...

Empiezo a estar tarkoño de anónimos. Las firmas se agradecen, ya sabéis: no necesitáis registraros, basta con poner un nombrecito y/o nick (aka seudónimo) al final.

Y hay una cosa llamada ironía, aunque es obvio que no todo el mundo lo aprecia. Por mí los pervertidos se pueden ir con los anónimos tan ricamente a tomar por...

Eso.

Hala, a cascarla.