lunes, noviembre 12, 2007

COIN OPERATED GIRL

Estos días he estado ejerciendo de azafata (no de aviones, como algunos entusiastas me han preguntado ilusionados, sino de eventos) aprovechando que no tengo dinero, ni trabajo, y que en Barcelona se nos juntan las ferias a velocidad de vértigo y necesitan gente.

¿Qué decir? Hay agotamiento debido a un trabajo que, no nos engañemos, da la vuelta al reloj, de doce horas, y más bien mal pagado, pero que tiene sus compensaciones. ¿Cuáles, me preguntaréis?

Para empezar, nunca te llevas el trabajo a casa. Una vez se cierra la feria, no tienes que pensar en qué te queda pendiente para mañana, ni tienes que hacer horas extras para recuperar tiempo perdido. Es un trabajo presencial, vas a hacer bonito básicamente: tienes que estar perfectamente maquillada, peinada, con medias sin carrera, con zapatos de salón, con el uniforme impoluto y ser impersonal y educada incluso cuando llevas seis días, doce horas, aguantando a memos como el último cretino que viene a gritarte porque no se encuentra el trasero ni con un mapa. Porque si algo enseña ser telefonista, recepcionista o azafata, es lo siguiente: el mundo está lleno, pero lleno, de gilipollas. Ya sé que no es una gran revelación, pero cuando tienes al enano mierdecillas que no sabe hacer la O con un canuto pero tiene su carnet de prensa (o sus millones en el banco)y por ello se cree con derecho a pisarte, sonríes con dulzura mientras le explicas por undécima vez con toda amabilidad y cortesía que no, lo sientes, pero no puedes hacer nada por él mientras tu mente se entretiene pensando en lo que le harías con una piedra en la cabeza al tipo en cuestión. Una experiencia afrodisíaca, oiga.

Tiene sus momentos, eso sí: cuando tras una agotadora feria de una semana viene tu jefa (para ese trabajo concreto) y te da las gracias por tu ayuda, reconociendo que le has facilitado la vida; cuando el presidente te ve derramar el agua de la cafetera y tú, muerta de vergüenza, dices lo primero que te viene a la cabeza (en mi caso fue: "lo siento mucho, ¡hoy no debería haberme levantado!") y el hombre te trae la balleta en persona, y al día siguiente se acerca a ti y muy educado él, te da la mano; los ataques de risa que te entran cuando alguien hace un comentario poco apropiado delante de otro de los grandes jefazos, y por muy mal que te miren no puedes recuperar tu careta aséptica de azafata perfecta; o los instantes en que se te escapan esos pequeños comentarios salidos del alma; o cuando aprendes algo nuevo de una persona que acabas de conocer y que sólo va a estar una mañana contigo...

Doy por bien empleados estos seis días, pese al agotamiento y el vivir de la cama al trabajo, pese al frío pasado (que jodido es llevar uniforme de tela fina cuando estás frente a una corriente de aire), pese a los sofocos de algunos ratos y al aburrimiento de otros. Porque ha habido risas, y he hecho un par de descubrimientos interesantes, que quizás a la larga den sus frutos.

Y es que pese a que la gente me detenga por la calle, no, no nací para azafata, creo yo: si así fuera mi pelo no tendría opiniones propias y mis pies se adaptarían a esa tortura constante que son los zapatos de salón. No soy la perfecta muñequita a monedas. Qué le vamos a hacer.

Esperemos que mis nuevos planes para hacerme obscenamente rica y/o independizarme de nuevo (lo que llegue antes) no se trunquen esta vez. ¡Deseadme suerte!

P.D.: Ya escribiré un anecdotario más tarde, cuando no esté todo tan reciente. Creo que algunas de mis experiencias os gustarán. J0j0j0j0.

8 comentarios:

Jhohan Dealer dijo...

Mmmm... azafata... feria...

Cuantos buenos recuerdos de la feria esa de informática de Madrid... si esa... ya sabes... estooo... si, hombre... bueno, ya me entiendes...

En fin, es lo que tiene la sociedad y el tiempo en los que nos ha tocado vivir. Que hay que alquilar el cuerpo, la mente o ambos para conseguir lo que queremos. Bendito dinero que da la felicidad, pero la compra razonablemente bien.

Prometo actualizar la casa, sin fecha fija porque no estoy muy inventivo, pero a no tardar demasiado (antes de un siglo, seguro).

m(_ _)m

L Gato dijo...

Grñ. Casa de espejos ya. T_T

Iron dijo...

Coin operated girl....
Y por que parte de tu anatomia se introducen las monedas?
Asi, por curiosidad y eso.
Ja je ji jo ju.

rincewind dijo...

este post.. emana maldad.
si. alquilar un cuerpo es explotacion.
dicen que el comunismo es la explotacion del hombre por el hombre m ientras el capitalismo es exactamente al reves.
va ser verdad.
(jo yo tambien quiero ser obscenamente rico para alquilar cuerpos.)

L Gato dijo...

Iron: estoy segura de no haberte entendido ;P

Rincewind: Moneymoneymoneymoneymoneymoneymoney...

MALAQUITA dijo...

Alguien entiende que es trabajar de cara al publico o qué?
seis dias no dan nada....
Seis años si...
El universo tiene su propio lenguaje y hay que saberlo interpretar, nada es lo que tus ojos ven sino lo que tus sentidos perciben...

rincewind dijo...

y entonces kant separa separa el universo fenomenal en el que observas fenomenos con tus percepciones del anomenal, el qeu no puedes observar y demuestra la existencia de dios como parte del universo anomenal; ya que jamas has experimentado a dios con tus sentidos pero sabes de su existencia.
de mayor quiero ser filosofo. solo tienes que decir existe o no y porque, y no tiene porque tenr ni sentido. si lo tiene saldras en los libros. si no vives del cuento.

L Gato dijo...

xDDDD

Rincewind, algunos se mueren de hambre. Y más hoy día, que no creemos en eso de pensar. De muestra aleatoria, enciende la tele y dime si ves algo interesante en tooodos los canales que hay...